¿Por qué Dios le pidió a Abraham que matara a Isaac?

¿Por qué Dios le pidió a Abraham que matara a Isaac?

¿Por qué el sacrificio de Isaac fue ordenado por Dios? ¿Cuál era su propósito?

Antes de responder la pregunta sobre el sacrificio de Isaac, necesitamos notar un aspecto importante del carácter perfecto de Dios. Muchas veces, Sus motivos y razones para llevar a cabo un acto en particular (o no hacerlo) no se correlacionan con los que los humanos poseerían.

Ya que Dios es todopoderoso y el creador de todo conocimiento (Isaías 55:8) Sus pensamientos son mucho más grandes que los nuestros. Con respecto al sacrificio de Isaac, debemos tener cuidado de no juzgar a Dios basándonos en nuestras propias normas del bien y del mal.

Por ejemplo, desde una perspectiva estrictamente humana (no cristiana), el sacrificio de Isaac a manos de su padre probablemente golpea a la mayoría de la gente por ser innecesario en el mejor de los casos y en el peor de los asesinatos.

La razón que se le dio a Abraham para que llevara a cabo la pena de muerte contra su hijo no era un castigo por algún pecado grave que cometió. Más bien, simplemente se le ordenó que tomara su vida como una ofrenda al Eterno (Génesis 22:2).

La muerte es el gran enemigo del hombre (1 Corintios 15:54 - 56) porque, desde un punto de vista humano, tiene una finalidad que no podemos vencer. Tendemos a encontrarlo especialmente repugnante, como parecía en el caso de Isaac, la vida de una persona se ve interrumpida por las acciones de los demás.

Esta es una de las muchas razones por las que la mayoría de las sociedades castigan severamente a los que asesinan y sólo permiten matar en circunstancias especiales (por ejemplo, la guerra, el castigo por ciertos crímenes atroces, etc.).

Génesis 22 delinea la prueba de la fe de Abraham cuando se le ordena personalmente sacrificar a "su único hijo" Isaac por Dios (Génesis 22:1 - 2). Se le dice que lleve a cabo la ofrenda en el Monte Moriah.

Como nota interesante, según la tradición de los rabinos, este sacrificio causó la muerte de Sara. Ellos creen que ella murió, después de que Abraham se fue a Moriah, cuando descubrió las verdaderas intenciones de su esposo. La Biblia, sin embargo, no respalda esta suposición.

Llegando al monte Moriah, donde tendrá lugar el sacrificio, Abraham hace todos los preparativos necesarios para ofrecer a su hijo al Eterno. Hace un altar, ata a Isaac, y lo coloca sobre un montón de madera. Mientras levanta el cuchillo para quitarle la vida a su hijo, aparece un ángel.

El mensajero de Dios no sólo detiene la muerte sino que también nos revela por qué se requería el sacrificio. Hablando en nombre del Señor, dice: "No pongas tu mano sobre el muchacho, porque ahora sé que temes a Dios, pues no me has negado a tu hijo, tu único hijo" (Génesis 22:12).

Aunque Dios conoce "el fin desde el principio" (Isaías 46:10), esto no significa que supiera al 100% lo que Abraham haría con respecto a Isaac. Él siempre nos permite tomar nuestras propias decisiones, las cuales podemos cambiar en cualquier momento.

Aunque Dios sabía lo que era más probable que hiciera Abrahán, aún así necesitaba probarlo para descubrir si seguiría adelante y le obedecería a pesar de su amor por su único hijo.

Todo esto prefigura el acto desinteresado que el Padre haría, aproximadamente dos mil años después, cuando voluntariamente escogió ofrecer a su único Hijo, Jesucristo, como un sacrificio sin pecado debido a su impresionante amor por nosotros.

Abraham tenía la fe para sacrificar a Isaac, si era necesario, porque entendía que Dios tenía el poder de resucitarlo de entre los muertos (Hebreos 11:19).

Todas las grandes bendiciones que le corresponderían a sus descendientes, y al mundo entero, fueron posibles gracias a esta extraordinaria demostración de fe (Génesis 22:17-18).

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.