¿Que significa estar en Cristo?

¿Que significa estar en Cristo?

Estar "en Cristo" es una manera de describir lo que significa ser cristiano. Los que están "en Cristo" están espiritualmente unidos e identificados con Cristo, de tal manera que todas las bendiciones y los beneficios obtenidos por Cristo les pertenecen.

Sólo el libro de Efesios hace referencia al creyente como "en Cristo" veintisiete veces y expone las ricas bendiciones espirituales que pertenecen a tales creyentes.

Aunque la unión del cristiano con Cristo fue predestinada por Dios antes de la creación del mundo (Efesios 1:4; 2 Timoteo 1:9), no es el estado en el cual nacemos naturalmente.

De hecho, las Escrituras describen a toda la humanidad como nacida en un estado de separación de Dios (Efesios 2:12).

Estar en cristo por la gracia de Dios

Nuestra unión con Cristo no se realiza hasta que, por la gracia de Dios, nos arrepentimos de nuestro pecado y ejercemos fe en Jesucristo (Efesios 2:8-10).

A través de la fe en Cristo llegamos a experimentar una unión espiritual con Él en la que participamos de Su vida, muerte, resurrección y ascensión (Colosenses 2:12; Romanos 6:5; Efesios 2:6).

Las analogías usadas para ayudarnos a imaginar esta unión espiritual incluyen cómo los pámpanos se unen a una vid, e incluso al matrimonio, donde el hombre se une a la mujer (Juan 15:5; Efesios 5:31-32).

Los beneficios de estar en Cristo

Aqui hay una lista de algunos de los beneficios asombrosos que nos pertenecen a los que estamos "en Cristo".

1. En Cristo, somos adoptados en la familia de Dios (Efesios 1:5). Somos hechos hijos de Dios con Jesucristo como, no sólo nuestro Señor y Salvador, sino también nuestro hermano mayor (Romanos 8:29).

2. En Cristo, somos aceptados por Dios (Efesios 1:7).

3. En Cristo, experimentamos el amor eterno e inquebrantable de Dios (Romanos 8:38-39).

4. En Cristo, experimentamos la paz de Dios que trasciende el entendimiento y guarda nuestros corazones y mentes (Filipenses 4:7-9).

5. En Cristo, Dios ha prometido satisfacer todas nuestras necesidades, tanto materiales como espirituales (Filipenses 4:11-13; 2 Pedro 1:3-4).

6. En Cristo, somos justificados y santificados a los ojos de Dios. Hemos tenido nuestros pecados imputados a Cristo y la justicia de Cristo ha sido imputada a nosotros (2 Corintios 5:21; 1 Pedro 2:24; Romanos 5:18-19).

Este es un "doble intercambio" en el cual Cristo sufrió voluntariamente por nuestros pecados y nos vistió de Su justicia. Esta es la base para el perdón de nuestros pecados ante nuestro Dios santo (Efesios 1:7).

7. En Cristo, pertenecemos a la iglesia, a la cual se refiere la Escritura como el cuerpo de Cristo (1 Corintios 12:27). Aquellos de nosotros que estamos en Cristo también estamos unidos unos a otros (Juan 17:20-21).

Nuestra unión con Cristo es la base para la unidad entre los creyentes. Somos piedras vivas reunidas para formar una casa espiritual (1 Pedro 2:5). Somos miembros del cuerpo de Cristo. Somos la misma novia de Cristo.

8. En Cristo, participamos de los beneficios de su vida, muerte, resurrección y ascensión de tal manera que, no sólo somos recipientes de la vida y justicia de Cristo, sino que hemos sido librados del poder y la pena del pecado y de la muerte (Hebreos 2:14-15; 1 Corintios 15:55-57).

En Cristo, hemos sido hechos vivos para Dios, habiendo sido hechos nuevas criaturas con nuevas naturalezas espirituales (2 Corintios 5:17-19). En Cristo, estamos siendo progresivamente transformados a Su imagen y semejanza (2 Corintios 3:18).

Finalmente, en Cristo, esperamos ansiosamente recibir cuerpos resucitados glorificados y reinar con Él por siempre en los cielos nuevos y la tierra nueva (Filipenses 3:20-21; 2 Timoteo 2:12; Apocalipsis 5:10).

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.