Equilibrio entre la justicia y misericordia

Equilibrio entre la justicia y misericordia

Justo es Jehová en todos sus caminos, y misericordioso en todas sus obras. Salmo 145:17

¿Alguna vez has tratado de ser justo y amable y misericordioso al mismo tiempo?

Humanamente hablando, es una tarea difícil. En la cruz de Cristo, Dios ha encontrado una manera de ser justo y misericordioso al mismo tiempo.

Si eres padre o madre, lo más probable es que hayas lidiado con este equilibrio entre la justicia y la misericordia.

Cuando tus hijos desobedecieron, y tú los disciplinaste, todavía te sentías un poco culpable porque sentías lástima por ellos.

El dicho de que esto me va a doler más que a ti, es cierto. Por otro lado, cuando pasaste por alto una transgresión para mostrarles misericordia, todavía te sentías culpable porque tenías miedo de enseñarles que está bien romper las reglas.

Oh miserable padre que soy, no importa lo que haga, estoy equivocado.

Dios es un buen Padre, y nos instruye a través de la Cruz. La pena por nuestro pecado fue pagada, pero nos fue dada la salvación gratuitamente.

La justicia y la misericordia fueron parte de la transacción. La justicia sin misericordia nos enseña que no podemos hacer nada bien, lo contrario nos lleva a creer que no podemos hacer nada mal.
Ninguno de los dos caminos por sí solo nos hará verdaderos discípulos de Cristo.

La justicia y la misericordia son atributos de Dios. Desviarlas en una dirección u otra, es distorsionado el carácter de Dios.

Nuestra redención es gratis para nosotros pero fue costosa para Dios y nos recuerda que Dios es amable y justo simultáneamente.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.