Confesar vuestras ofensas unos a otros

Confesar vuestras ofensas unos a otros

Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho. Santiago 5:16

Confesar nuestras ofensas unos a otros, es pedirle perdón al hermano/a, aunque no le haya fallado a esa persona, es una forma de como Dios libera nuestras almas y corazones de todo peso, para traer sanidad al alma y corazón.

También es importante acercarnos a aquellas personas que nos han ofendido y pedir perdón, con ello, estamos confesando nuestras faltas.

No debemos descuidar este asunto muy importante en la vida diaria, como personas humanas, estamos inclinados a fallar a otra persona con simples palabras, hechos o motivos que podrían haberse hecho conscientes e inconscientes.

Así que, no debemos olvidar, confesar nuestras faltas unos a otros, para que seamos sanados, restaurados del corazón por el Señor.

Pedir perdón, y perdonar nos hace libres delante de Dios, para recibir la pronta sanidad.

Jesús te ama! y el desea que te liberes de esa carga.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.